El especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Ibn Rochd de Casablanca, Abdelfattah Chakib, aseguró en una entrevista a la MAP que el comité técnico y científico del Ministerio de Sanidad marroquí decidió prescribir la cloroquina a todos los pacientes y no solo para casos graves.

El infectólogo explicó que este fármaco solo se debe utilizarse bajo una estricta supervisión médica, y después de hacer un electrocardiograma, anotando que la cloroquina , al igual que otros medicamentos, puede tener efectos secundarios menores, especialmente cuando se toma por un tiempo breve, como : náuseas, vómitos, dolor abdominal, debilidad muscular transitoria pequeña.

Para los casos grabes, la cloroquina es prescrita junto a la azitromicina, un antibiótico que se utiliza para tratar infecciones bacterianas como bronquitis, neumonía o enfermedades de trasmisión sexual, así como otro tipo de infecciones, apunta el especialista.

La cloroquina, un fármaco que se utiliza en el tratamiento y la prevención de la malaria y de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o el lupus, ha sido recetada en China , Francia y Tunez a diferencia de Francia que solo lo administran para casos graves.