Colombia concede especial importancia al fortalecimiento de sus relaciones con Marruecos, país que considera como “socio estratégico” en el continente africano, aseguró el nuevo viceministro de Asuntos Exteriores del país sudamericano, Francisco Javier Echeverri.

Echeverri se expresaba en una reunión de trabajo celebrada, el jueves en Bogotá, con la embajadora marroquí en Colombia, Farida Loudaya, centrada en el estado de las relaciones entre los dos países y los medios de fortalecerlas y diversificarlas aún más.

En esta ocasión, Echeverri, recientemente nombrado viceministro de Relaciones Exteriores por el presidente Iván Duque, destacó las sólidas relaciones políticas y diplomáticas entre Colombia y el Reino, manifestando el interés de su país en sacar pleno provecho de la amistad y el gran potencial de cooperación entre los dos países para elevar las relaciones bilaterales a un nivel aún más alto, en particular en los ámbitos económico y comercial.

Por su parte, Loudaya expresó la voluntad del Reino de proseguir el impulso positivo de la cooperación bilateral, haciendo hincapié en la importancia de fortalecer el marco jurídico bilateral existente y los mecanismos de cooperación entre Rabat y Bogotá.

También destacó la necesidad de dar un nuevo impulso a la asociación bilateral en los ámbitos económico y comercial, habida cuenta de las numerosas potencialidades y oportunidades que ofrecen los dos países en este sentido.

La diplomática marroquí también se congratuló de la perfecta convergencia de puntos de vista entre Marruecos y Colombia sobre varias cuestiones regionales e internacionales, así como de la estrecha coordinación bilateral a nivel de las organizaciones multilaterales.

Esta reunión brindó la ocasión de examinar los últimos desarrollos de la cuestión del Sáhara marroquí, a la luz de la aprobación recientemente de la Resolución 2494 por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.