El Reino de Marruecos renovó su apoyo al Estado de Qatar y su voluntad de poner a su disposición los medios humanos y logísticos para el éxito de la organización del mundial de fútbol de 2022.

Un comunicado del Ministerio del Interior indica que, en concretización de las relaciones estratégicas y distinguidas entre el Reino de Marruecos y el Estado de Qatar, gracias a los fuertes vínculos que unen a Su Majestad el Rey Mohammed VI y su hermano Su Alteza Cheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani, tuvieron lugar varias sesiones de trabajo entre el ministro del Interior, el general de cuerpo de ejército, comandante de la Gendarmería Real y el director general de Seguridad Nacional, director general de Vigilancia del Territorio, con una delegación catarí de alto nivel.

Estas sesiones de trabajo fueron dedicadas al examen de los modos de cooperación y de intercambio de experiencias entre los dos países en el ámbito de la seguridad de los grandes eventos deportivos, en perspectiva de la organización por el Estado de Qatar del mundial de fútbol de 2022, indica el comunicado.

Afirmando los lazos profundos y las relaciones estratégicas entre los dos países y pueblos hermanos, bajo la sabia dirección de Su Majestad el Rey Mohammed VI y de su hermano Su Alteza Cheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani, el Reino expresó su voluntad de poner la experiencia acumulada por sus servicios de seguridad, que dependen de la Seguridad Nacional y de la Gendarmería Real, en el ámbito de la gestión y la seguridad de los grandes eventos deportivos internacionales, a disposición de los hermanos del Estado de Qatar, según una visión global común destinada a consolidar los esfuerzos, compartir las experiencias y reforzar la cooperación en materia de seguridad entre los dos países, prosigue el comunicado.

Estas reuniones fueron también una oportunidad para renovar el apoyo de Marruecos al Estado hermano de Qatar y para confirmar la voluntad del Reino de poner a su disposición los medios humanos y logísticos para organizar con éxito este gran evento futbolístico, concluye la misma fuente.

MAP