La Real Federación de Fútbol Marroquí (FRMF) ha decidido que todos los partidos, deberán disputarse a puerta cerrada a partir del 4 de marzo, debido al brote del coronavirus en el país que ha registrado dos casos positivos.

Esta medida pretende proteger la salud de jugadores, entrenadores, así como los espectadores.

“El FRMF llama a todas las Ligas Nacionales de Fútbol Profesional (LNFP), Aficionados (LNFA), Diversificado (LNFD), Femenino (LNFF), así como a las ligas regionales a respetar esta decisión, que fue tomada en coordinación con las autoridades.