La Delegación General para la Administración y Reintegración de Prisiones (DGAPR) desmintió que algún recluso haya resultado infectado por la pandemia Covid-19 en los centros penitenciarios de Marruecos.

Explicando que la grabación de voz que circule en las redes sociales, que afirma la pandemia invade las prisiones, es un “Fake news”.

Asimismo, la DGAPR indica que ha movilizado a todo su personal para preservar la salud de los detenidos y garantizar que no se les transmita el virus, explicando que diariamente se desinfecta todos los establecimientos penales de acuerdo con las medidas preventivas adoptadas por Marruecos para enfrentar la propagación de esta pandemia.

Entre las medidas adoptadas en este respecto la suspensión de las visitas. Los presos pueden comunicarse permanentemente con sus familiares por teléfono.

La DGAPR también señala que cualquier caso sospechoso del nuevo coronavirus entre detenidos se somete urgentemente a análisis de laboratorio, destacando que hasta el momento no se ha registrado ningún caso.