Según el Observatorio permanente de la Inmigración, un total de 265.699 marroquíes estaban registrados en la Seguridad Social en el país ibérico a finales de enero 2020.

Así, los marroquíes siguen siendo los primeros trabajadores extranjeros extracomunitarios afiliados a la Seguridad Social en España, seguidos por los chinos con 106.613 personas, los colombianos con 74.061 y los ecuatorianos con 71.281 trabajadores.

Según la misma fuente, el mercado de trabajo en España registró, a finales de enero, un ligero descenso de 1,63 % (58.421 afiliados) en el número de trabajadores inmigrantes registrados en el sistema de la Seguridad Social en comparación con la misma fecha del año pasado.

Mientras que en 2019 la afiliación de extranjeros en España ha aumentado en 123.741 personas (+6,3%). Del conjunto de inmigrantes cotizantes a la Seguridad Social, 1.252.283 procedían de países de fuera de la Unión Europea y 838.156 de países comunitarios, incluido Reino Unido.

Las mismas estadísticas anotan que España registró en enero 2020, un aumento de 15,6% en el número de trabajadores extranjeros afiliados en la industria sanitaria española aumentó con más de 76.700 empleados.