La NASA ha suspendido la producción y pruebas de su cohete y cápsula lunares, debido a la proliferación de casos de coronavirus en las instalaciones de ensamblaje Michoud (Luisiana) y en el centro espacial Stennis (Misisipi) donde se fabrican el lanzador SLS y la cápsula Orion.

El vuelo de cohete SLS con la cápsula Orion estaba previsto para 2021, en el marco del Programa Artemisa, cuyo objetivo es llevar astronautas a la Luna en 2024.

La NASA suspendió, además, todos los viajes, medida para ayudar a retrasar la transmisión de COVID-19 y proteger su personal.